7 mitos que hoy derribarás acerca de la cirugía de aumento de busto

Despejaremos las dudas más comunes sobre esta cirugía

Muchas mujeres temen a la cirugía para aumentar el busto por una serie de razones. Aqui, vamos a despejar las dudas más comunes y contestaremos a las preguntas más frecuentes. A continuación te presentamos

Mito 1. Mis pechos nunca más lucirán naturales.

Falso. Que el busto tenga una apariencia artificial o natural tiene que ver con el tamaño de implantes mamarios que escojas. También depende de la cantidad de tejido mamario de cada mujer, de si ha lactado y de la textura de la mama.

Mito 2. Aumentará el riesgo de cáncer de mama.

Falso. Se ha confirmado que las prótesis mamarias. No son causa cáncer ni aumenta las probabilidades de que se produzca.

Mito 3. La cirugía me impedirá amamantar a mi bebe.

Falso. Pensar en una cirugía para aumentar el busto puede asustar a muchas mujeres, y uno de los mayores temores es el reducir o anular la lactancia. Tranquila. las prótesis no interfieren con la producción ni secreción de la glándula mamaria.

Mito 4. Voy a perder la sensibilidad en mis pechos.

Falso. Existe posibilidad de una ligera alteración de la sensibilidad de la zona de la areola y/o pezón en algún grado pero generalmente es recuperada seis meses después de la colocación de los implantes.

Mito 5. Sufriré dolores post- quirúrgicos

Falso, el momento posterior  de la cirugía es muy temido por muchas mujeres, pero no temas: podrás sentir en todo caso una leve molestia pero nunca dolores fuertes o intensos, los primeros dias son los mas molestos pero después de 1 semana casi ni lo notaras.

Mito 6. ¿voy a tener que reemplazar mis prótesis regularmente?.

Eso depende de la calidad y tipo de prótesis que te implantes. Las que se fabrican en la actualidad, pertenecen a la tercera generación y son hechos con gel cohesivo de silicona, si bien el fabricante otorga una garantía vitalicia contra toda clase de rotura, es muy aconsejable que te sometas a un control periódico (cada 2 o 3 años) para verificar el estado de tu pecho, sin embargo se sugiere realizar su cambia cada 10 o 15 años.

 Mito 7. Quedarán visibles las cicatrices

Eso dependerá del tipo de cicatrización de tu piel: si es periareolar, la más empleada en nuestros días, que supone a acceder al interior del pecho a partir de una incisión en la areola por lo general pasa desapercibida.

Posted in: