Cuida tu piel de los rayos ultravioleta con estos consejos

El cáncer de piel es una de las afecciones más comunes entre la población mundial; dicha afección es generada principalmente por la formación de células cancerígenas en los tejidos dérmicos, reconociendo entre sus principales factores de riesgo el color de la piel y la sobreexposición prolongada a la luz solar sin el uso adecuado de medidas de protección.

¬ŅQu√© tipos de enfermedades produce la sobreexposici√≥n a los rayos ultravioleta?

Seg√ļn la Sociedad Americana contra el C√°ncer, existen tres tipos de afecciones d√©rmicas asociadas a este padecimiento:

Cáncer de células basales

Representa una elevada amenaza en contra del bienestar del paciente, ya que tiene la propiedad de propagarse hacia el interior del cuerpo y de no ser tratado a tiempo, invade progresivamente los tejidos subcut√°neos aleda√Īos.

Cáncer de células escamosas

Al igual que el anterior, este tipo de c√°ncer se presenta com√ļnmente en las regiones del cuerpo de mayor exposici√≥n a la luz solar. Puede ocasionar deformidad en los tejidos y en casos m√°s graves, la p√©rdida de funcionalidad de las regiones corporales invadidas.

Melanomas

Se originan en los melanocitos, células encargadas de generar el pigmento marrón de la piel; suelen presentarse habitualmente en el torso y las piernas. Para garantizar la efectividad en los tratamientos, es necesario intervenir la afección durante sus fases iniciales.

Consejos para evitar el da√Īo por rayos ultravioleta

Dada la complejidad de los tratamientos y en vista de la necesidad de fomentar hábitos de autocuidado personal orientados a contrarrestar la propagación del cáncer de piel, compartimos esta serie de recomendaciones sugeridas por la Academia Americana de Dermatología:

  • Recuerda usar protector solar de amplio espectro que proporcione protecci√≥n contra los rayos Ultravioleta A y B y que sea resistente al agua. Preferiblemente con un factor de protecci√≥n superior a 30.
  • Si las circunstancias lo permiten, se recomienda usar ropa protectora que cubra la mayor cantidad de regiones corporales de la luz solar.
  • Siempre que sea posible, mantente a la sombra. Recuerda que entre las 10:00 a.m. y las 2:00 p.m. la concentraci√≥n de rayos ultravioleta se intensifica, generando efectos adversos sobre tu piel.
  • Procura extremar las medidas de protecci√≥n cuando te encuentres cerca del agua o la nieve, ambas superficies tienden a reflejar la luz del sol sobre la piel aumentando la probabilidad de generar un mayor deterioro en los tejidos.
  • Aseg√ļrate de obtener la vitamina D que necesita tu cuerpo, de manera segura. Conserva una dieta balanceada rica en cereales fortificados y aceite de h√≠gado de bacalao, y recuerda exponerte de manera controlada al sol para suplementar tu dieta.
  • Evita sobrepasar los intervalos de tiempo recomendados para el uso seguro de las c√°maras de bronceado. Los periodos de exposici√≥n prolongados pueden deteriorar seriamente los tejidos cut√°neos.
Posted in:

Deja un comentario